Warning: inet_pton(): Unrecognized address fc00:: in /web/htdocs/www.red-alas.net/home/wordpress/wp-content/plugins/wp-statistics/includes/vendor/s1lentium/iptools/src/IP.php on line 35

Warning: inet_ntop(): Invalid in_addr value in /web/htdocs/www.red-alas.net/home/wordpress/wp-content/plugins/wp-statistics/includes/vendor/s1lentium/iptools/src/IP.php on line 134

Warning: inet_ntop(): Invalid in_addr value in /web/htdocs/www.red-alas.net/home/wordpress/wp-content/plugins/wp-statistics/includes/vendor/s1lentium/iptools/src/IP.php on line 136
Desnudar al régimen y vestirlo de ciudadano – ALAS

Desnudar al régimen y vestirlo de ciudadano

Autor: Carlos Cruz, socio fundador y presidente de Cauce Ciudadano

Para cambiar a México se requiere un cambio en nuestro estilo de vida, donde seamos capaces de pensar a partir de la criminalidad para entenderla y desmantelarla. Sólo así se acabarán los privilegios y la impunidad entre ciertos grupos clientelares y políticos.

Hace algunos días, trabajando con un grupo de personas privilegiadas les pregunté de ‘bote pronto’: ¿quién de ustedes ha robado algo en su vida? La primera reacción fue: nadie; la segunda: ¿a qué te refieres con robar?; y la tercera: bueno, sí, pero poquito y eso no cuenta. Pues bien, al final de la conversación ellas y ellos afirmaban que en los últimos 10 años algunos de sus privilegios estaban rodeados de alguna ilegalidad o peor aún, de una injusticia. 

Es por ello que para cambiar a México, se necesita desmantelar el sistema de privilegios ganados a costa de otras personas y de sus poblaciones, puesto que este sistema se sustenta en clientelas políticas y criminales. Para que esto sea posible, primero, hay que entender que la cadena de mando en nuestro país, es una cadena de gerencias otorgadas para tres fines en el supuesto “cambio económico, social o político”: comprar, cooptar o eliminar.  

En mi experiencia, desnudar las clientelas implica, en principio, cambiar el estilo de vida para que no puedas ser juzgado por los propios grupos clientelares. 

La cooptación, compra o eliminación, son tres criterios base de la construcción del sistema político, económico y social de México, en el cual, la corrupción, impunidad y violencia se nombran como agentes externos; sin embargo, son hoy el ADN del sistema nacional. 

¿Qué tan creativos queremos ser para cambiar los “Méxicos” que habitamos? ¿Qué tan dispuestos estamos a modificar nuestro estilo de vida? ¿Qué tan dispuestos estamos a pensar desde la criminalidad para entenderla y desmantelarla?.  

Las respuestas a estas preguntas deberían contribuir a romper la cadena de los privilegios, ya que éstos son perfectamente renunciables a cambio de la inclusión de millones de personas. 

Por lo anterior, me atrevo a afirmar que cualquier diálogo que intente construir un cambio de sistema, debe partir de desnudar al mismo régimen; esto implica sacarle los intereses y construir una acción colectiva que sume las causas de movimientos y organizaciones, dichas causas perfectamente alienables para que el cambio sea posible, construyendo un nuevo tejido social, económico y político para México. Este nuevo telar se construye fundamentalmente rompiendo el pacto de impunidad, y para ello cinco cosas deben suceder: 

1.’Quitarle’ el dinero al crimen organizado y empresarios, #NoAlDineroPrivadoEnPartidos. Y es que, a diferencia de Colombia, donde los mafiosos se convirtieron en políticos, en México los políticos y empresarios se han convertido en mafiosos. 

2.Sacar de sus listas de candidatos a los “mafio-candidatos”, lo cual implica que las listas sean abiertas para que ciudadanos puedan cuestionar a través del voto y rechazar a esos “mafio-candidatos”. 

3.Compromiso y acción en maxi-procesos judiciales para romper el pacto de impunidad, procesando a socios, hermanos, padres, madres, primos, tíos, tías, hijos e hijas que han construido pactos de impunidad con empresarios y criminales. 

4.Cambiar sus estilos de vida y pasar a tener estilos de vida menos hedonistas. 

5.El más importante: desmantelar la base financiera y patrimonial del crimen organizado y sus vínculos políticos y empresariales; si no se cierra la llave del dinero, las clientelas así como las electo-criminales, seguirán operando. 

Sólo así podremos creer que cualquier grupo, alianza o frente político que intente cambiar el régimen  primero se desnudará y después permitirá que lo podamos vestir de ciudadano.  

 

Artículo original publicado en Animal Politico.